dimarts, 24 d’abril de 2012

Els anys de la guerra / La jaroj de la milito / Los años de la guerra


La població (Rúbies), que ara contemplem buida i abandonada, va patir durant la Guerra Civil de 1936-1939 a causa de la seva situació geogràfica. Rúbies està situada al llevant de la Noguera Pallaresa i, com altres llocs estratègics que hom troba pel Pallars Jussà i Sobirà, com és el cas de les Pedres d'Auló, el pas cap a la Vall d'Aràn i França obligava en aquest cas a passar si us plau per força pels Terradets.. El front es va establir al Montsec de l'abril al desembre de 1938. La gent de la comarca fugia cames ajudeu-me sense entendre el perquè de tot plegat. Durant un temps, les tropes franquistes van ocupar aquesta població, dificultant així l'accés de l'exèrcit republicà. La Portella Blanca, una mica més enllà de Rúbies, entre els cingles del Montsec, era un pas estratègic i els republicans es trobaven uns metres més endevant, amagats a les trinxeres i defenses construïdes amb pedres de paret seca.

Sovint tot parlant amb padrins de les pobacions del Pallars Sobirà que, a un bàndol o a un altre, van lluitar durant la Guerra Civil, expliquen el fred que passaven amagats enmig d'aquells pedrots durant l'hivern gelat. "Anàvom amb mantes foradades que no ens tapaven res. Molts nois van morir congelats mentre a la nit fevem les guàrdies". La guerra, sempre la malaïda guerra, present a totes les converses que mantenim amb la gent gran de la muntanya i també de la plana.

Fragment del llibre Els pobles perduts. 30 indrets oblidats de Catalunya. Coordinadors: Xavier Cortadellas i Judit Pujadó. Autora del relat Rúbies, terra de llops: Marta Alós. Edicions Sidillà. 2012.
Font de la imatge: Vaive Llibres

La vilaĝo, kiu nun videblas malplena kaj forlasita, travivis suferon dum la hispana milito de 1936-1939 pro ĝia geografia situo.
Rúbies situas oriente de la rivero Noguera Pallaresa kaj, samkiel en aliaj strategiaj lokoj de la regiono Pallars Jussà kaj Subirà, ekzemple la vilaĝo Pedres d'Auló,  por la trairado al la Valo de Aràn kaj al Francio, oni devis uzi la vojon de Terradets (intermonta koridoro).
La militfronto sin establis en Montsec de aprilo ĝis decembro de 1938. La lokaj loĝantoj urĝe forkuradis nekomprenante la okazaĵojn.
Dum iom da tempo, la franquismaj taĉmentoj okupis la vilaĝon por malfaciligi la agadon de la respublika armeo. La Portella Blanca, iom pli supre de  Rúbies, inter la montopintoj de la tiea Montsec, estis strategia trapasejo ka jla respublikanoj troveblis kelkajn paŝojn antaŭe, kaŝitaj en tranĉeoj kaj defendejoj ŝtone konstruitaj.
Ofte, parolante kun vilaĝanoj de Pallars Subirà kiuj, ĉe unu aŭ alia tendaro, batalis  dum la intercivitana milito, ni aŭdis pri la ega malvarmo kiun devis suferi la homojn kaŝitajn en la ŝtonrifuĝejoj dum la glacia vintro. " Ni surportis truitajn litkovrilojn kiuj apenaŭ taŭgis por  varmigo, multaj junuloj mortis pro frostiĝo dum la gardostarado".
La milito, ĉiam la damna milito, eterna temo en la konversaciaj rondoj de la maljunuloj, egale en la montaro kiel en la ebenaĵo.

La población, que ahora contemplamos vacia y abandonada, sufrió durante la Guerra Civil de 1936-1939 a causa de su situación geográfica.
Rúbies está situado a levante del Noguera Pallaresa y, como otros lugares estratégicos que se pueden encontrar en los Pallars Jussà y Sobirà, como es el caso de Pedres d'Auló, el paso hacia el Valle de Aràn y Francia obligaba en este caso a pasar necesariamente por Terradets.
El frente se estableció en el Montsec desde abril a diciembre de 1938. La gente de la comarca huia a toda prisa sin entender el porqué de todo lo que estaba sucediendo.
Durante un tiempo, las tropas franquistas ocuparon esta población, dificultando así el acceso del ejército republicano. La Portella Blanca, algo más allá de Rúbies, entre las cumbers del Montsec, era un paso estratégico y los republicanos se encontraban unos metros más adelante, escondidos en las trincheras y defensas construidas con piedras de pared seca.
A menudo, hablando con con los habitantes del Pallars Sobirà que, en un bando o en el otro, lucharon durante la Guerra Civil, explican el frio que pasaban escondidos entre aquellas piedras durante el gélido invierno. "Ibamos con mantas agujereadas que no tapaban nada. Muchos mozos murieron congelados mientras hacian las guardias nocturnas".
La guerra, la maldita guerra, presente en todas las conversaciones que manteniamos con la gente mayor, tanto de la montaña como del llano. 

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada